SOLICITUD

APPCC+ (HACCP+): seguridad más eficiencia

Tecnologías de Inspección Incorruptibles son un componente básico de un concepto efectivo de APPCC para asegurar la seguridad alimentaria. Sólo estas hacen posible el monitoreo específico y continuo de los puntos de control críticos. Este principio se aplica, al mismo tiempo y siempre, para HEUFT donde tanto cada envase individual como cada equipo de inspección debe probar su correcta operatividad. Esto se consigue con un adecuado seguimiento de envases, analizando y documentando todos los resultados de cada inspección y también los periódicos autochequeos.

Tanto la detección de líquido residual, como la inspección de objetos extraños, o la detección de botella explosionada, o la inspección de boca o la detección de tapa, la prueba de la evidencia resta al defensor. Todos los módulos de inspección de HEUFT parten de la base de que todos los envases a inspeccionar tienen fallos. El envase ha de convencerles de lo contrario punto por punto. Para esto, antes de la primera área de inspección actual se comprueba. Esto genera una virtual e individual hoja de datos en el cual todas las zonas a ser comprobadas están marcadas como fallidas. El envase es rechazado si se confirma esta asunción durante la inspección. Por otro lado, el marcado como fallido se elimina y continúa su proceso hasta la siguiente inspección donde deberá "probar su inocencia" de nuevo. Esto solo es aclarado cuando ningún fallo puede ser confirmado.

 

Monitorización Preciso por Seguimiento de Envases

 

Varias fotocélulas y registros de desplazamiento para seguir, de forma fiable, el movimiento del envase asegura la precisa monitorización durante el proceso: la información respecto a la exacta posición del envase en el sistema y las inspeccines pendientes de llevar a cabo están disponibles en cualquier momento. Los envases que representan un riesgo potencial en cuanto a seguridad de producto son seguidos hasta su rechazo e incluso se comprueba que han sido efectivamente rechazados. Un mensaje de alarma y una señal de alarma o señal de parada de transportador es emitida si dicho rechazo no se produce. Además, tanto el malfuncionamiento como el resultado de la inspección son documentados y salvados de forma permanente en el fichero de registro del interface de usuario gráfica HEUFT PILOT. También esta importante información está accesible en cualquier momento desde el equipo y desde cualquier PC de oficina conectado adecuadamente a la red.

 

Autochequeo con programa de envases testigo

 

Sin embargo un efectivo concepto APPCC pide más de los equipos de inspección, los cuales "sólo" monitorean continuamente y documentan los puntos de control críticos.  Además es necesario comprobar si el equipo en sí mismo es capaz de garantizar la deseada seguridad alimentaria. Los equipos HEUFT cumplen el autochequeo usando programas de prueba: ellos solicitan envases preparadas con los fallos típicos en intervalos regularas y libremente configurables para comprobar su propio rendimiento de inspección. Cintas, imanes e incluso chips RFID aseguran que estos envases testigos son siempre identificados como tal. Identificar los fallos específicos sin excepción habla en favor de la complete operatividad del las detección del equipo. Todos los resultados de estos programas pueden er procesados individualmente y salvados permanentemente en protocolos que están disponibles en cualquier momento.

 

Adquisición de Datos de Producción (PDA) para incrementar la eficiencia de la línea

 

Esto es incluso posible cuando equipos HEUFT y de otros fabricantes son conectados en red al HEUFT PROFILER, un sistema PDA que cumple con los estándares Weihenstephan y OMAC, lo que suele ser un requisito básico del concepto APPCC. Esto permite transferir el concepto de control al de la eficiencia de la línea de llenado completa. Por ejemplo, si el inspector de botellas vacías, detecta una anormalmente alta tasa de rechazo a las 10 de la mañana, dicha causa puede ser simplemente seguida con los datos de producción que han sido recogidos, como, por ejemplo, la reducción en la concentración de sosa de la lavadora un cuarto de hora antes. De esta forma, reducciones de eficiencia de línea no deseadas pueden ser corregidas rápidamente. Esto ahorra dinero.

 

Monitorización Continua de Puntos de Control Críticos

Los sistemas HEUFT encajan con el monitoreo continuo de los puntos de control críticos dentro del concepto APPCC debido a que asumen que todos los envases a comprobar son fallidos, comprobar regularmente su rendimiento y no sólo recogiendo datos sino también las consecuencias de los mismos. Esto garantiza la mayor seguridad alimentaria y eficiencia.